viernes, 26 de febrero de 2010

Arquetipos monstruosos derivados de un viaje al desierto.

 
En enero decidí, junto con tres amigas, emprender un viaje por el norte y oeste del país. Pasamos dos días en la ciudad de San Luis Potosí, hospedados en la casa de un amigo, y de ahí subimos al desierto, entrando por estación Wadley. 
Al llegar a estación Wadley, un lugareño muy amable nos metió al desierto en su camioneta, pues cuando llegamos ya estaba oscureciendo. El viaje fue como de tres cuartos de hora y mientras nos introducíamos en el terreno, el desierto nos recibió con uno de los atardeceres más maravillosos que he presenciado. Justo a las ocho de la noche, después de instalar nuestras casas de campaña y prender una fogata, nos internamos en el desierto a buscar un cacto llamado peyote (Lophophora williamsii) con propiedades alucinógenas. Sinceramente pensé que no encontraríamos nada, pero al cabo de una hora, comenzamos a encontrarlos. Comí, pues, el cacto, y al cabo de media hora sus efectos comenzaron a cambiar mi percepción de la realidad cotidiana. El frio era intenso y me acerqué al fuego para calentar mi cuerpo. En ese momento observé como varios rayos de luz que emanaban del fuego se metían por mi obligo y calentaban todo mi ser. Fue un momento maravilloso. Después, cerraba los ojos y una serie de extraños seres invadían mi mente; seres como el que presento en esta entrada. Me pedían que los dibujara, sin embargo en ese momento no tenía ni lápiz ni papel.
Ahora que tengo a la mano los materiales necesarios, me he dado a la tarea de sacar uno a uno esos seres, esperando que sean de su agrado. :D

9 comentarios:

Estrellita dijo...

Qué relato tan interesante, como lo debe haber sido el viaje y la experiencia...
Me vine a mirar tu blog! besos!

Alandroide dijo...

Estrellita:
Sí claro, un viaje estremecedor :D

Gracias por venirte a mirar mi blog, espero te haya agradado ;P

Saludos

Grief... dijo...

Tengo un escrito que hice fuera de mis 5 sentidos, y, lo recordé por tu historia... Bien! ojalá me toque una experiencia así proximamente! suena sumanete interesante!xD

Bien! gracias por pasarte a mi blog... Espero seguir leyendote por ahí!

Cuidate y que estés bien!(:


G.

Alandroide dijo...

Grief:
¿Y ya has compartido ese escrito en tu blog? Me gustaría leerlo.

Sí sí! Si vas en invierno al desierto vete muy bien abrigada, las temperaturas están bárbaras.

Saludos.

Grief... dijo...

Mi escrito?! no! será próximamente! ya que la cámara digital tenga batería para poder tomarle foto! y lo demás!(:
A ver si luego se me hace ir al desierto para morir de frío y eso!:D

Saludos!!

G.

Alandroide dijo...

Grief:

Claro! cuando lo cuelgues en tu blog, lo leeré.

... y espero que vayas al desierto pronto; la vida es corta y el desierto es grande :D

Paz.

Mar dijo...

Interesante la petición de esos seres XD

A mi me piden que los dibuje sin meterme nada... me estaré volviendo loca? Ojalá que sí :D

Alandroide dijo...

Mar:
Yo también espero que te estés volviendo loca. Es que, ¿Qué puede hacer una persona cuerda en este mundo tan disparatado? Te aseguro que no mucho.

Suerte con vuestra locura ;)

carmen dijo...

el abuelo coyote.
saludos respetuosos para él.
y un abrazo para ti.