sábado, 27 de marzo de 2010

La increíble (y no por eso ficticia) historia del monstruo que fue pegado en la calle y a los dos días fue despojado de un cuarto de cuerno, un pedazo de brazo y una pierna.

A pesar de las consecuencias, me encanta ver pegados mis monstruos en la calle. En esta ocasión sólo bastaron dos días para que le quitaran un cuarto de cuerno, un pedazo de brazo y una pierna; sin embargo aún luce monstruoso.
  
 

5 comentarios:

valnouveau dijo...

sin duda unos haces y otros deshacen, de todos modos aun se ve chido,

saludos

Cuetzpallin dijo...

Changos!! hasta los stiokers son asaltados!! aaagh... este fin de semana fue el fin de semana de los asaltos... pobre monstruo, lo mutilaron, pero lo chic nadie se lo quita-

Saludos!

Dis Pater dijo...

Cómo haces un monstruo tan grande que se pega?..

ea!! aun luce de monos!!

Saludos!!!

Marga dijo...

Se ve que querían adoptarlo, pero no consiguieron despegarlo del todo.

Alandroide dijo...

valnouveau:
Cierto. Lo bueno es que no fue totalmente deshecho; yo diría que fue modificado jajajaja.

Cuetzpallin:
Caray! ¿Me equivoco o tú también sufriste de algún asalto? Espero que no te hayan quitado una pierna o un brazo como al pobre monstruo (y espero que, si es cierto que sufriste de algún asalto, tampoco te hayan quitado lo chic!) :D

Dis Pater:
Para ello sólo necesitas un poco de engrudo y un dibujote dispuesto a ser pegado :D

Marga:
Sí, espero que haya sido por eso y no porque no les gustó


Saludos y gracias por sus comentarios!!!