miércoles, 22 de julio de 2009

Atrás culeros, ya llegó su pachecote.


Lo conocí la semana pasada. Pa cagarse de la risa, neto.
Este video me recordó aquella famosa historia, casi leyenda urbana, en la que un adolescente de ojos chicos e ideas pendejas prendió su ordenador (era español el muy pendejazo) y vio el video de "en el 2000" de Natalia Lafourcade, ese donde salen bailarinas y quién sabe que más pendejadas, y decidió hacerse fresa de esos que de van a Madrid a ver tocar a Maná, expresión pura del alma mexicana. Lo juro.