sábado, 15 de agosto de 2009

Decorado citadino (1)

Un nuevo objeto ya es parte del decorado callejero de la ciudad de México: se trata de un cartel rectangular en el que se ve una figura humana con cabeza de cubo rukbi que sostiene una calculadora y dice "El hombre es más que mano de obra barata, más que un número en las estadísticas". Con ello reclamo la necesidad de hacer consciente la complejidad del pensamiento humano y el poco aprovechamiento que las clases dirigentes pretenden tengamos de nuestras capacidades intelectuales. Muestra de ello es nuestra educación. La educación pública en México pretende forjar la mano de obra barata de los países ricos, aquellos que con sus armas amedrentan a los débiles. La privatización de las primarias, secundarias, preparatorias y universidades (si, la UNAM ya es más privada que pública), y la eliminación de asignaturas como historia y filosofía de los planes de estudio del bachillerato hacen que la educación estimule unas cosas, como el aprendizaje técnico, y olvide otras, como la estimulación al pensamiento crítico. Ojo, no critico el aprendizaje técnico ni mucho menos a las clases trabajadoras, critico ineficiencia de las clases dirigentes y la estupidez de creer que las mayorías sólo sirven para hacer el trabajo pesado de los ricos.
Las grandes corporaciones ven en la gente un número más. Ven un consumidor potencial que necesita un producto inútil. Somos números en las encuestas que a veces nos inclinamos a comprar tales cosas y otras veces cuales cosas. ¿Somo sólo eso? No. Demostremos que somos más que eso. Levantemos nuestro grito y nuestro puño y luchemos en contra de la estúpida clase dirigente y anexos que aman este mundo de injustos. Seamos tan complejos que ellos no puedan leer nuestros movimientos.

1 comentario:

Hachi o La Maga de Cortazar! dijo...

Hubiera sido increíble que tendieramos puentes entre nosotros, para poder encontrarnos sin una cita, sin un horario... como en rayuela...